MARRUECOS CELEBRA EN MÉXICO SU DÍA NACIONAL

Marruecos festeja en México 19° Aniversario de la Entronización de SM el Rey Mohamed VI…

Texto y foto: Luis Miguel Cobo

En la Cd. de México, hoy lunes 30 de julio se festejó en la residencia de la embajada marroquí el Día Nacional, que es el festejo del “19° Aniversario de la Entronización de SM el Rey Mohamed VI”, quien dicho sea de paso, lleva a Marruecos al lugar predominante del continente africano que bien se merece, por el arduo trabajo que no ha dejado de realizar desde hace ya muchos años.

El  Excmo. Embajador Mohamed Chafiki y su señora esposa, excelentes anfitriones, durante el festejo estuvieron al tanto de los invitados, como es ya su costumbre.

Este segundo año de su misión diplomática, acompañaron al embajador Chafiky miembros del cuerpo diplomático acreditado en México, personalidades de la IP y gobierno mexicano, los siempre amigos y miembros de la comunidad marroquí en México, más de 400 invitados junto con quienes escuchamos los himnos mexicano y marroquí.

Al terminar el discurso el embajador Chafiki, escuchamos el efusivo aplauso de los presentes que no se hizo esperar, posteriormente la fundación Global África Latina le entrego el nombramiento Honoris Causa, el que sólo 20 personas lo han obtenido. Una vez concluido el evento pasamos a degustar, como cada año, la suculenta comida marroquí hecha en casa, los dulces y el té de hierbabuena con la clásica agua de rosas, “bienvenidos a Marruecos” dijo la señora que lo servía… que los invitados bebimos y comimos degustando los magníficos sabores de Marruecos, donde el sol se pone…

LVÁ ha sido testigo de esta celebración desde hace ocho años, cada año hemos sido recibidos como en casa, cada año todo es mejor en la embajada como en el país que representa, desde la entrada y salutación hasta el final cuando es la despedida y agradecimiento a los anfitriones todos, enhorabuena Sr. Embajador por tan excelente festejo de su segundo año de su misión diplomática. Felicidades Embajada de Marruecos en México.

A continuación el discurso del Excelentísimo Embajador Mohamed Chafiki:

Damas y caballeros:

 Es un honor para mí y para mi esposa dar la bienvenida a todos y cada uno de nuestros invitados, particularmente a las autoridades mexicanas y a los representantes de las instituciones democráticas de este gran país, a mis colegas embajadores y embajadoras, a los actores de la sociedad civil y política, a los representantes del mundo económico y del mundo académico, sin olvidar por supuesto a los miembros de la comunidad marroquí.

Nos encontramos reunidos el día de hoy 30 de julio, para celebrar el décimo noveno Aniversario de la entronización del Augusto Rey Mohamed VI, confirmando con ello una tradición histórica. Es prueba fehaciente de la continuidad de la soberanía y de la independencia del pueblo marroquí, así como de la antigüedad y de la legitimidad popular del Estado marroquí que data de más de doce siglos.

Esta festividad es igualmente un testimonio de los preciosos lazos que unen al pueblo marroquí con su monarquía, asentada sobre un consenso de progreso, de defensa de los intereses superiores del país, de la unidad y de  la integridad territorial que es prioridad absoluta para todos los componentes del pueblo marroquí. Es así que la estabilidad del país ha sido constantemente salvaguardada, a pesar de las vicisitudes y meandros de la Historia, respetando en todo momento la pluralidad política, la diversidad cultural de nuestro pueblo y su apertura con el mundo entero.

Esta es la base fundamental sobre la cual se ha desarrollado la lucha de los marroquíes por la democracia, la libertad e independencia; a veces en condiciones difíciles, pero siempre tratando de alcanzar acuerdos que permitan al país progresar y continuar sobre el camino de las reformas y de la transformación económica y social, en un ambiente político estable.

La pasión que alimenta nuestras esperanzas en un desarrollo sostenible, respetuoso de la dignidad humana, de los derechos de los hombres y de las mujeres, es la misma que sentimos aquí en esta tierra rica en diversidad cultural, en potencial económico y social y con la calidad de sus élites y su compromiso permanente con la democracia.

El gran pueblo de México, acaba de dar al mundo una nueva lección de democracia a través del gran éxito de las últimas elecciones y además de la  serenidad de la transición política que estamos viviendo en estos momentos. Por esta razón quiero aprovechar esta ocasión para transmitir una calurosa felicitación de parte del pueblo marroquí al pueblo mexicano.

De la misma forma quisiera también subrayar y confirmar los lazos de amistad y de cooperación múltiple que unen a nuestros dos pueblos y que tienen perspectivas prometedoras. La última visita del Excelentísimo Sr. Carlos de Icaza, Subsecretario de Relaciones Exteriores de México a Marruecos en el mes de febrero ha impulsado y robustecido nuevamente estas perspectivas de una cooperación de nueva generación. Así mismo, esta relación se verá fortalecida en las próximas semanas con la visita a México de nuestra Secretaria de Estado, de Relaciones Exteriores y Cooperación, la señora Mounia Boucetta, en este momento particular de transición  política en el que compartimos muchos desafíos comunes y en el cual debemos dar un ejemplo de solidaridad, de apoyo  al progreso humano, a la democracia, a la tolerancia y contribuir a la solución pacífica de los conflictos geopolíticos en nuestras regiones y en el mundo.

Quiero elogiar aquí los esfuerzos de acercamiento realizados por diversos actores entre nuestros dos países, quienes más allá de sus fronteras trabajan generosamente para fortalecer el acercamiento entre México y Marruecos, y de manera más amplia entre América Latina y África en favor de la paz, del desarrollo justo y sostenible, de la gestión humanitaria de la migración entre otros y de la defensa de los valores universales.

En este sentido quiero agradecer la presencia de los destacados representantes de la Fundación Global África-Latina que están presentes hoy con nosotros y que han venido de Chile, de Honduras, de Perú, de Bolivia, de Marruecos y de México para compartir con nosotros los valores de paz y de entendimiento entre los pueblos.

Quiero agradecer también el importante papel que juega todo mi equipo de trabajo, mexicano y marroquí, para el buen funcionamiento de esta embajada y de esta celebración que felizmente compartimos el día de hoy.

Antes de concluir, me gustaría hacer referencia al ejemplo del año 2017 el cual nos ofreció una feliz coincidencia que nos permite recordar cuan grandes son nuestros vínculos culturales. Me refiero a la labor de dos símbolos de nuestra complicidad cultural, dos creadores, dos poetas que nos unen profundamente a través de la belleza de los sentimientos humanos y de su creatividad.

En ese año, el gran escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez, quien encontrara una de las raíces de su inspiración en la mágica Ciudad de Esaouira/Mogador en el sur de Marruecos, quien fue galardonado con el Premio Nacional de las Artes.

Por su parte el marroquí Abdellatif Laabi, poeta creador y defensor de la libertad y de los derechos humanos quien ha compartido con éxito sus utopías y sus sueños con el pueblo mexicano en presencia de poetas de los cinco continentes también en ese mismo año fue reconocido con el famoso Premio del Nuevo ciclo de la Poesía en México.

Este es un ejemplo que nos recuerda la fuerza de nuestra conexión, de nuestra proximidad cuando pensamos que la esencia de lo que nos une se mantiene profundamente arraigada en nuestra identidad y que nos abre siempre un horizonte inmenso para alimentar la belleza de nuestros deseos comunes y nuestras legítimas esperanzas en un futuro mejor de la humanidad y del “mundo que queremos”.

Viva México, Viva Marruecos, Viva la Amistad al servicio de la Paz

Fuente : La voz del Árabe

Deja un comentario